Inicio | Noticias | Especialidades | Genética | Se celebró la creación de la Cátedra de Investigación Pfizer-INMEGEN

Se celebró la creación de la Cátedra de Investigación Pfizer-INMEGEN

Por
Se celebró la creación de la Cátedra de Investigación Pfizer-INMEGEN

La vinculación entre industria, gobierno y academia es fundamental para seguir construyendo los cimientos de una sociedad más sana y productiva

LaSalud.mx / Genetistas.com .- Con el propósito de fortalecer la investigación colaborativa y promover el trabajo científico en torno a la Medicina Genómica en México, Pfizer y el Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) anunciaron la creación de la Cátedra en Genómica Computacional o Biología de Sistemas Aplicada a Inmunología, a fin de que un investigador establezca y lidere un laboratorio en el Instituto.

 La firma del convenio, que fue presidida por el Dr. Xavier Soberón Mainero, Director General del INMEGEN; Rodrigo Puga, Presidente y Director General de Pfizer México y el Dr. Pablo Rendo, Director Ejecutivo de Hemofilia y Líder Clínico Global de Terapias Génicas de Pfizer, ante la presencia de destacadas personalidades e integrantes del INMEGEN, se suma a los esfuerzos mundiales por descifrar la información contenida en el genoma humano y otros datos relacionados que permitan entender y estudiar el mecanismo de acción de diversas enfermedades, con el propósito de transitar hacia una predicción de aparición, detección temprana y ofrecer un tratamiento personalizado.

Durante el evento, el Dr. Soberón Mainero mencionó su gusto por establecer este trabajo conjunto y se declaró “convencido de que la interacción con empresas innovadoras y socialmente responsables como Pfizer redundará en la generación de nuevo conocimiento”. Además, integró la responsabilidad del Instituto en esta colaboración en tanto que “el potencial para la mejora de las condiciones de nuestros compatriotas y para la generación de actividad económica en este campo es realimente asombroso”.

Rodrigo Puga, Dr. Xavier Soberón Mainero y Dr. Pablo Rendo

Con la creación de la Cátedra de Investigación Pfizer-INMEGEN se abre la posibilidad de que un científico desarrolle su trabajo en Medicina Genómica en temas relacionados con las metas de la industria farmacéutica en México. Para ello, ambas instituciones publicarán una convocatoria internacional para la selección del candidato y será el INMEGEN quien seleccionará al ganador en función de su trayectoria científica y de la pertinencia de las líneas de investigación propuestas.

“Con esta cátedra estamos asegurando para el INMEGEN un contingente de investigadores jóvenes y pujantes en el campo de la genómica poblacional, crucial para nuestra región, incluyendo el componente de análisis de DNA antiguo que permitirá acceder a información sobre el genoma humano pre-colombino de nuestra geografía”, agregó.

Por su parte, Rodrigo Puga agradeció la importante labor que realiza todos los días el equipo que conforma el INMEGEN bajo el liderazgo del Dr. Soberón Mainero, uno de los científicos y académicos que más ha puesto en alto el nombre de México mediante el desarrollo de la Ingeniería Genética, la Biotecnología y las Ciencias Genómicas.

“En Pfizer, estamos muy emocionados de seguir apoyando la investigación científica desde todos los frentes, pues acciones como ésta nos permiten afrontar los nuevos retos globales en materia de salud. En este sentido, la Medicina Genómica cobra especial importancia porque a futuro nos permitirá identificar las variaciones genéticas que hacen a cada persona única y que pueden arrojar información para frenar, por ejemplo, el desarrollo del cáncer; o bien, hallar soluciones a enfermedades poco frecuentes. Asimismo, puede tener aplicaciones notables en la farmacología al considerar las reacciones a ciertos medicamentos y dosis, a fin de diseñar dianas terapéuticas seguras y eficaces”, dijo.

Comentó que desde su fundación, hace casi 170 años, la razón de ser de la compañía es trabajar por un mundo más saludable. Por eso, “las diferentes instituciones involucradas (autoridades, industria, comunidad médica y población) tenemos la oportunidad de hacer sinergias para hacer historia en la construcción de un sistema de salud centrado en las personas: con calidad, preventivo, humanista, transparente, equitativo y al alcance de las generaciones presentes y futuras. Estamos convencidos que la alianza con el INMEGEN tendrá un efecto multiplicador para que nuestro país esté a la vanguardia y sea competitivo en este ámbito”.

Asimismo el Dr. Pablo Rendo, quien al término del evento dictó la Conferencia Magistral “Terapia Génica en Hemofilia: ¿es la cura posible?”, expuso que durante más de dos décadas Pfizer trabaja incansablemente en la investigación y desarrollo de tratamientos innovadores, como la llamada “terapia génica”, para responder a las necesidades de salud no cubiertas en pacientes que conviven con patologías para las cuales aún no existe una cura. Una de ellas es la Hemofilia A o B, trastorno de origen genético que afecta a 1 de cada cinco mil varones nacidos vivos en México y se caracteriza por hemorragias prolongadas –a veces sin causa aparente o posteriores a traumatismos leves– debido a una alteración en los genes F8 o F9 que producen alteración/falta del factor de coagulación VIII (Hemofilia tipo A) o el IX (Hemofilia tipo B). 

Explicó que sólo el 1% del genoma humano genera productos moleculares que determinan el funcionamiento de cada célula del cuerpo. Esto toma relevancia si además consideramos que de las 7 mil enfermedades raras hasta ahora descritas, 80% de éstas tienen origen genético. Aquí es donde cobra sentido la terapia génica, la cual puede definirse como el conjunto de técnicas biotecnológicas que permiten transferir material genético “corregido o faltante” en una célula o tejido “diana” para prevenir o curar enfermedades. 

Destacó que Pfizer está en el camino de liderar a mediano plazo los avances en terapia génica con un tratamiento, por ahora experimental, que funciona a partir de una inyección cargada de Virus Adenoasociados (AAV, por sus siglas en inglés) en algún tejido específico del cuerpo. Dicho agente funge como vehículo para agregar o reemplazar el gen dañado por uno funcional que producirá la proteína ausente o inservible.

“Esta tecnología podría potencialmente permitir a un paciente manejar su enfermedad sin necesidad de recibir tratamientos continuos; es decir, los genes servirían como medicamentos de posible administración única. En Pfizer trabajamos, por ahora, en trastornos que tienen un solo gen como algunos padecimientos neuromusculares y hematológicos como la Hemofilia; pero, esperamos aprovechar nuestra experiencia para tratar a futuro desordenes más complejos como aquellos vinculados al sistema nervioso central y el corazón en los que intervienen múltiples genes”, apuntó el Dr. Pablo Rendo.

Finalmente, todos los expertos coincidieron en que la vinculación entre industria, gobierno y academia es fundamental para seguir construyendo los cimientos de una sociedad más sana y productiva. “La intención es aprovechar y transparentar estratégicamente las fortalezas, los recursos y la innovación, pues si se logra desarrollar la infraestructura material y humana necesaria, se incrementarán las oportunidades para los jóvenes investigadores en diversos ámbitos, se protegerá el talento nacional y se podrá prevenir la fuga de cerebros”, concluyeron.


  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

INMEGEN, PFIZER, medicina genómica, instituto nacional de medicina genómica, genómica computacional

Califica este artículo

5.00