Inicio | Noticias | Especialidades | ¿Qué es la Angiología?

¿Qué es la Angiología?

Por
¿Qué es la Angiología?

Por: Dr. Juan Francisco Flores Nazario, Angiólogo y Cirujano Vascular

LaSalud.mx .- La angiología es una rama de la Medicina que se encarga del estudio y tratamiento de las enfermedades que afectan el sistema circulatorio, la forma de tratamiento que se usa es médico, y en México existe desde hace 50 años.

La especialidad se llama Angiología Cirugía Vascular y Endovascular, lo que la convierte en una especialidad mixta, es decir trata las enfermedades circulatorias de forma clínica y también de manera quirúrgica, y mediante técnicas menos invasivas como son las endovasculares (cateterismo)

La palabra Angiología está formada por dos raíces griegas: Angeon=vaso sanguíneo y Logos=estudio o tratado. Y vascular es una raíz latina que significa conducto sanguíneo o linfático.

EDICIÓN DICIEMBRE 2017

En otros países existe la angiología solo como especialidad clínica, es decir sin utilizar intervenciones quirúrgicas, o solo como cirugía vascular. Cómo podemos ver todas las patologías que afectan los vasos sanguíneos ya sea venas, arterias y linfáticos, son territorio de la Angiología, el objetivo principal de la especialidad es mantener o restaurar el flujo normal en las venas y en las arterias, así como en los vasos linfáticos. Todo lo que impida altere o amenace el flujo sanguíneo es motivo de estudio, tratamiento o prevención de esta especialidad.

¿Pero por qué saber esto? Porque la mitad de los pacientes que tienen un problema en la circulación, están recibiendo un tratamiento sin éxito. ¿Cuáles son las enfermedades frecuentes que trata la Angiología?: Enfermedad venosa crónica, como las varices, ulceras varicosas, trombosis venosa profunda, embolias; y por el lado arterial, trata la insuficiencia arterial, enfermedad arterial oclusiva periférica, e insuficiencia arterial aguda, que es la oclusión súbita de una arteria con la interrupción del flujo sanguíneo. Igualmente; La reparación de aneurismas de la aorta y arterias periféricas, los tumores del cuerpo carotideo, pie diabético (paraganglioma), enfermedades arteriales vaso espásticas, como la enfermedad de Buerger, Raynaud, entre otras arteritis.

También los especialistas en angiología están capacitados para colocar accesos vasculares, para quimioterapia o hemodiálisis, y tratar de manera quirúrgica las varices y todas las enfermedades arriba descritas. En la actualidad ya también hacemos el diagnóstico, apoyados con el ultrasonido Doppler, que no solo sirve para diagnosticar si no también es una herramienta de suma importancia en las cirugías y en varias intervenciones.

Pero, ¿qué hay de otras especialidades que también ven o tratan estas enfermedades?. Como en muchas áreas de la medicina, existen especialidades afines, como lo son la cardiología, la cirugía cardiotorácica o cardiovascular, la radiología intervencionista, y en algunos casos la neurocirugía y la cirugía general.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre una y otra?. Para ser angiólogo y cirujano vascular, primero se estudia la licenciatura en medicina y sale uno como médico general, luego se realiza la especialidad de cirugía general (está puede ser completa o solo 1 año, dependiendo la institución en donde se curse), luego se hacen 3 años más de angiología y cirugía vascular, también llamada en algunos casos “vascular periférico”, y en ese entrenamiento de 7 o 4 años según la escuela, se aprende a tratar todos los vasos sanguíneos del cuerpo con excepción de los vasos del corazón y los del cráneo.

He ahí la diferencia entre el cirujano vascular y el cardiovascular. Este último se entrena para operar principalmente corazón y grandes vasos; (los vasos del cráneo los operan los neurocirujanos).

Y, ¿cuál es la diferencia con los cardiólogos intervencionistas o hemodinamistas?; estos últimos tuvieron una formación desde un inicio clínica, es decir, no quirúrgica, no se entrenan para operar; pero al terminar cardiología pueden hacer muchas sub especialidades, una de ellas es el intervencionismo y se entrenan para resolver los problemas del corazón mediante técnicas endovasculares, es decir mediante cateterismo. Algo similar hacen los radiólogos intervencionistas.

El advenimiento de los nuevos dispositivos endovasculares, hace factible que con técnicas muy similares a las que se usan en el corazón, se traten las arterias de las extremidades; y algunos colegas tienen entrenamientos en intervencionismo periférico y llegan a resolver bien casos arteriales, diferentes al territorio cardiaco.

Es importante mencionar que en algunos países, estas fronteras entre una especialidad y otra, cada vez se disipan más, de hecho se hacen aportaciones interesantes cuando se logra trabajar en equipo con colegas de estas especialidades afines, siempre en beneficio del paciente. Pero lo que sí quiero mencionar, es que aunque el tratamiento endovascular pueda hacerlo cualquier médico intervencionista, el abordaje diagnóstico y el enfoque terapéutico, así como la solución de las complicaciones en los pacientes vasculares; el angiólogo y cirujano vascular lo hacen diferente. Porque la formación y el objetivo de la especialidad es ese específicamente, tratar vasos ajenos al corazón y al cráneo; el ejemplo lo podemos invertir, yo no trataría tan bien a un paciente con cardiopatía isquémica como lo trataría un cardiólogo entrenado, solo para eso es. Por eso es importante escoger bien al médico que te va a tratar, ¿cómo se logra esto?.

Actualmente es muy fácil mediante internet. Busca el nombre de tu médico y verifica en línea que sea lo que dice ser, esto es, rastrear en la página de la Dirección General de Profesiones (DGP); el nombre y la cédula de tu médico, para corroborar que tenga aparte de la cédula de médico general, tenga también la o las cédulas de cada especialidad de la que se ostenta, también puedes rastrear la cédula que corresponda al médico que se está ostentando como tal.

Otra manera, es verificar que esté certificado por el consejo de su especialidad, en la página web de cada especialidad o consejo, por ejemplo; www.cmacv.org.mx, que pertenece al consejo mexicano de angiología y cirugía vascular, así como verificar que la enfermedad que te va a tratar este dentro de las enfermedades que la especialidad trata. Después puedes buscar en la web su página personal, o en los diferentes directorios médicos o plataformas, algún comentario o referencia, incluso checar su currículum en línea. Por último, no te dejes engañar con terapias alternativas que no tengan suficiente evidencia científica.

Checa que la especialidad exista en México, es decir, que tenga personalidad jurídica, que esté registrada en la Dirección General de Profesiones. Por qué hay un grupo de médicos que se ostentan como expertos en el tratamiento de venas, sin serlo, y que en la mayoría de los casos su formación como experto se reduce a algunos cursos cortos que no tienen el aval del PUEM (Plan Único De Especialidades Médicas). Es decir, no se forman en una residencia médica en alguna institución u hospital de prestigio reconocido, cómo cede formadora de recursos humanos para la atención a la salud, que esté avalado por una universidad o PUEM. Como ejemplo; están los cursos o diplomados de medicina estética, antienvejecimiento y los flebologos; muchos de estos casos, son médicos generales o especialistas en otras áreas que toman diplomados cortos, una especialidad con residencia médica es mucho más que un diplomado.

Pon tus piernas en las mejores manos.

Este artículo se publicó en la versión impresa de LaSalud.mx en Milenio Diario e Instituciones de Salud, puede consultar la Edición Digitalizada en https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/diciembre_2017_d5ba3da99d86e7

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

angiologia, juan francisco lopez nazario, cirugia vascular

Califica este artículo

0