Inicio | Noticias | Actual | Avances | Autorizan en México la ampliación del uso de Nivolumab

Autorizan en México la ampliación del uso de Nivolumab

Por
Dr. Miguel Ángel Álvarez Avitia Dr. Miguel Ángel Álvarez Avitia

Cáncer escamoso de cabeza y cuello, linfoma de Hodgkin clásico y melanoma metastásico avanzado; esta última en combinación con la inmunoterapia Ipilimumab.

Nivolumab incrementa la supervivencia del paciente y su calidad de vida.

Oncología mx.- Estas aprobaciones se suman a las tres que también recibió Nivolumab en 2016 para el cáncer pulmonar, cáncer renal y melanoma, en su modalidad de monoterapia.

Nivolumab fue aprobado para tratar el cáncer escamoso de cabeza y cuello metastásico, en pacientes que han sufrido progresión de la enfermedad durante o después de la quimioterapia con platinoI.

Dicha aprobación se basa en el estudio “CheckMate 141” que evaluó a Nivolumab frente a las distintas opciones terapéuticas actuales (radioterapia, quimioterapia y cirugía), demostrando una mejoría en la sobrevida global a un año y un 30% de reducción del riesgo de muerte.

Nivolumab muestra, además de su eficacia, un favorable perfil de seguridad y la obtención de una clara mejoría en la calidad de vida de los pacientes.

El experto en cáncer de cabeza y cuello, el Dr. Alejandro Juárez Ramírez, informó que actualmente se ha abierto una oportunidad para los pacientes con este tipo de cáncer gracias al advenimiento de la inmunoterapia; en este caso, con la aprobación en México de Nivolumab, un anticuerpo que desenmascara al cáncer en el organismo para que las defensas del cuerpo puedan atacarlo.

Al respecto, el médico oncólogo Juárez Ramírez explicó que el Nivolumab se usa como monoterapia en cáncer de cabeza y cuello, vía intravenosa con suero en 60 minutos, cada dos semanas, y no requiere pre medicaciones para las náuseas o la alergia, como sucede con la quimioterapia.

Expresó, sobre el particular, que “la Inmuno-Oncología representa para mí un avance tecnológico y médico sin precedentes que cambiará radicalmente el paradigma del oncólogo médico en el manejo de pacientes con cáncer”. 

Se estima que anualmente en el mundo se diagnostican 650 mil nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello, con 300 mil muertes por esta causa.

En México, el cáncer de cabeza y cuello representa el 17.6% de la totalidad de los tumores malignos. De ese porcentaje, 12% son carcinomas de vías aero-digestivas, de los cuales el 70% es diagnosticado en etapas avanzadas, asociándose a un pronóstico de supervivencia y funcional muy pobre.

Nivolumab también fue aprobado para tratar el linfoma de Hodgkin clásico, tras un análisis combinado de los datos de los ensayos clínicos CheckMate -205 (fase 2) y CheckMate -039 (fase 1).

La inmunoterapia demostró una tasa de respuestas objetivas (disminución o desaparición del tumor) de 66.3% en pacientes recaídos o refractarios con este linfoma.

“Nivolumab es una innovadora terapia para el tratamiento del linfoma de Hodgkin clásico refractario o con recaída porque bloquea los puntos de control inmunológico, lo que resulta en una activación de la respuesta del propio sistema inmune contra las células tumorales”, reveló el Dr. David Gómez Almaguer, Jefe del Servicio de Hematología del Hospital de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Los linfomas son un tipo de cáncer que comienza en los glóbulos blancos llamados linfocitos, que se encuentran alojados en todos los ganglios linfáticos del cuerpo. Los linfomas generalmente se diagnostican en ganglios linfáticos, el bazo, la médula ósea, las amígdalas y el tracto digestivo.

Desde su origen en un ganglio o grupo ganglionar, el linfoma de Hodgkin clásico se disemina a otras regiones ganglionares, pudiendo comprometer órganos nobles en etapas avanzadas de la enfermedad.

Para el Doctor Gómez, “el tratamiento de quimioterapia convencional (sólo o asociado a radioterapia) permite obtener respuestas en un porcentaje significativo de pacientes. No obstante, entre el 5% y el 10 % de ellos no suele responder al tratamiento inicial, y entre el 15% y el 25% tendrán una recaída después de haber obtenido respuesta. Estos últimos deben someterse a otras líneas de tratamiento, incluido el trasplante de médula ósea. Nivolumab constituye una nueva alternativa para aquellos pacientes que han experimentado otras líneas de tratamiento, logrando tasas de respuestas aun en enfermos que no respondieron o que recayeron”.

El linfoma de Hodgkin clásico en México tiene una incidencia anual de mil 459 casos.

Nivolumab también fue autorizado para su uso concomitante con la también inmunoterapia Ipilimumab para tratar el melanoma, la forma más agresiva de cáncer de piel y uno de los cánceres con mayor aumento en su incidencia. 

La combinación resulta en un incremento de la función de las células T (defensas del organismo), la cual es mayor que los efectos de cualquier anticuerpo solo, obteniendo una mejora en las respuestas antitumorales en el melanoma metastásico.

En este sentido, el Dr. Miguel Ángel Álvarez Avitia, especialista en melanoma, Miembro del Departamento de Oncología Médica del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), enfatiza que “la Inmuno Oncología es una de las mejores alternativas de tratamiento para muchos pacientes, al representar una mejor calidad de vida”.

Históricamente, el melanoma metastásico en estado avanzado tiene mal pronóstico, con una tasa de supervivencia media de 6 meses para la fase IV, y una tasa de mortalidad a un año del 75%. Además, el melanoma es la neoplasia que más se ha incrementado en el hombre y la segunda en la mujer, después del carcinoma pulmonar.

El melanoma ocupa el décimo lugar entre todos los carcinomas en México, con una incidencia de 1 entre 55 personas. La edad media de presentación del melanoma es 54 años.

La cirugía, la radioterapia, terapias citotóxicas o dirigidas han sido la base del tratamiento del cáncer en las últimas décadas, pero la supervivencia y la calidad de vida a largo plazo siguen siendo retos difíciles de lograr para una proporción importante de pacientes con enfermedad cancerosa avanzada.

A diferencia de la quimioterapia, las inmunoterapias no atacan al tumor de forma química.  En la Inmuno Oncología se aplican medicamentos para estimular el sistema inmunitario del paciente, para que éste reconozca y destruya las células cancerosas con mayor eficacia.

El objetivo central de la Inmuno Oncología es cambiar las expectativas de sobrevida de los pacientes y la forma como ellos conviven con la enfermedad.

Nivolumab fue desarrollado por Bristol-Myers Squibb, compañía biofarmaceútica mundial que trabaja en el desarrollo de medicinas para tratar enfermedades graves.  

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0