Inicio | Noticias | Especialidades | Pediatria | ¿Cuáles son los riesgos de no tratar la escoliosis?

¿Cuáles son los riesgos de no tratar la escoliosis?

Por
¿Cuáles son los riesgos de no tratar la escoliosis?

La escoliosis consiste en una curvatura lateral y con rotación de la columna vertebral.

Dr. Todd Milbrandt, Cirugía Ortopédica Pediátrica de Mayo Clinic  

LaSalud.mx.- ¿Usar todo el tiempo un soporte ortopédico es la única alternativa de tratamiento para un niño con escoliosis? ¿Cuáles son los riesgos de no tratar la escoliosis? El Dr. Todd Milbrandt, experto en Cirugía Ortopédica Pediátrica de Mayo Clinic ofrece sus recomendaciones acerca de este padecimiento que aqueja a algunos pequeños. 

A pesar de que comúnmente se recurra a los soportes ortopédicos para tratar la escoliosis, estos no son la única alternativa. La alternativa de tratamiento correcta depende, principalmente, de la edad de la persona y del tamaño de la curvatura. Los casos leves de escoliosis posiblemente no requieran tratamiento, pero dejar a la escoliosis moderada o grave sin tratamiento puede conducir a dolor y mayor deformidad, así como a posibles daños del corazón y los pulmones. 

La escoliosis consiste en una curvatura lateral y con rotación de la columna vertebral. Lo más frecuente es que se desarrolle durante el período del estirón que ocurre justo antes de la pubertad. Cuando la curvatura de la columna vertebral es poca, o sea menor a aproximadamente 15 grados, revisarla periódicamente puede ser todo lo necesario, puesto que esas curvaturas pequeñas casi nunca empeoran. 

En cambio, si la curvatura se encuentra dentro del rango de 20 a 40 grados y al niño le quedan por lo menos dos años más de crecimiento, allí es cuando el soporte ortopédico suele ser una buena alternativa. Usar el soporte ortopédico no cura la escoliosis ni revierte la curvatura, pero suele evitar el empeoramiento de la curvatura.  

El tipo más común de soporte ortopédico es de plástico y amoldado al cuerpo del niño. Se lo coloca debajo de los brazos a fin de que abrace la caja torácica, la espalda lumbar y las caderas. El soporte ortopédico surte más efecto cuando se lo usa de día y de noche. Los niños que lo usan debido a escoliosis normalmente pueden participar en la mayoría de actividades y tienen pocas restricciones; aunque pueden quitárselo, en caso necesario, para participar en deportes u otras actividades físicas. El niño deja de usar el soporte ortopédico una vez que acaben de crecer los huesos. El soporte ortopédico no sirve para los adolescentes ni los jóvenes diagnosticados con escoliosis después de terminado el crecimiento, ni para los pacientes con gran curvatura. En esos casos, la mayoría de médicos recomienda una cirugía.

De manera general, la cirugía también es el primer paso en el tratamiento de las curvaturas grandes, o sea las que normalmente superan los 50 grados. La cirugía estándar para la escoliosis es la fusión espinal, procedimiento que corrige la curvatura de la columna vertebral mediante la unión de dos o más vértebras, las cuales se sujetan con tornillos y varillas para cicatrizar como una sola unidad.  

Una nueva alternativa quirúrgica es el anclaje del cuerpo vertebral, mediante el cual un cirujano introduce tornillos dentro de las vértebras afectadas por la escoliosis y, uno por uno, los conecta a una cuerda que luego hala y asegura. Eso permite unir las vértebras en un lado y separarlas en el otro a fin de corregir la curvatura. De esa manera, se alinea la columna vertebral y se brinda espacio a las vértebras para que puedan desarrollarse adecuadamente. Esta cirugía sirve principalmente para los niños con escoliosis grave que todavía están en etapa de crecimiento. Esta cirugía se realiza en apenas un puñado de centros, Mayo Clinic entre ellos. 

Cuando la escoliosis moderada a grave no se trata, esta normalmente continúa avanzando con un promedio de un grado por año. La gran deformidad de la columna deriva en un cambio notorio en la apariencia, tal como hombros desnivelados, costillas más sobresalientes en un lado que en el otro, caderas desiguales y una desviación de la cintura y del tronco hacia un lado. Además, puede provocar más dolor de espalda y, en raras ocasiones, la caja torácica puede presionar contra los pulmones y el corazón, dificultando la respiración y haciendo más difícil para el corazón bombear sangre. 

Si observa que la columna vertebral de su hijo parece estar curvada, o nota alguna otra señal o síntoma de escoliosis —tal como cintura u hombros desiguales, un lado de la cadera más alto que el otro o un omóplato que parece más prominente que el otro— haga una cita para evaluar el caso cuanto antes.

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0