Inicio | Noticias | Nacional | Aumentan las lesiones con el Mundial

Aumentan las lesiones con el Mundial

Por
Aumentan las lesiones con el Mundial

Fracturas, traumatismos y ruptura de meniscos, las más comunes

Por Cindi Islas

México, D. F., 15 de junio (Mundo de Hoy).- En esta temporada de fútbol mundialista, las lesiones, desgarres y fracturas aumentan entre los mexicanos hasta 40%, según el doctor Jesús Solís González, especialista en artroscopia y reemplazo articular.

La falta de tiempo, fatiga y mala alimentación son condicionantes para disminuir la actividad física en el ser humano, provocando el surgimiento del llamado “deportista de fin de semana” (individuos que realizan ejercicio sólo una vez en el transcurso de siete días). Esto da pie a que fracturas, distensiones o esguinces, ya sea en rodillas, meniscos, tendones o en los ligamentos se eleven de manera exorbitante.

Las fracturas son el rompimiento o pérdida de continuidad en la estructura del hueso normal, provocadas por colocar demasiada presión en una zona específica, causado por un impacto severo.

Las distensiones son lesiones que se originan en los tendones y surgen por utilizar una parte del cuerpo en exceso, así como realizar un estiramiento forzado. En cambio los esguinces se dan en los ligamentos, a causa de torceduras, pero la zona dañada no logra recuperarse, quedando susceptible a sufrir una fractura.

Los grupos más propensos a sufrir traumatismos son los niños, adolescentes, atletas de mediana edad y mujeres. 

Hay dos tipos de lesiones deportivas: agudas y crónicas. Las primeras se atienden con antiinflamatorios, reposo, la aplicación de hielo en la zona dañada, inmovilización, comprensión, y elevación. Las  segundas, con microcirugía —artroscopia— y fisoterapia.

Las lesiones leves surgen por la aplicación incorrecta de métodos de entrenamiento, accidentes, así como debilidad en músculos, tendones y ligamentos y pueden atenderse en casa. En cambio las graves se producen por practicar algún deporte durante tiempo prolongado, como el desgaste crónico, que resulta de movimientos repetitivos que afectan a tejidos, y deben ser atendidas por un especialista.

Los síntomas  más comunes en un traumatismo agudo son dolor repentino y severo, hinchazón, incapacidad para colocar peso en una pierna, rodilla, tobillo, pie, brazo, codo, muñeca, mano o dedo muy sensibilizado; incapacidad para mover una articulación normalmente, así como debilidad en extremidades.

En el crónico hay dolor durante el juego o realización de algún ejercicio, dolor leve durante el descanso e hinchazón.

Los estudios para diagnosticar lesiones son: radiografías, tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM), artroscopia (observación de la articulación afectada mediante un pequeño instrumento introducido en la articulación), electromiografía (evaluación de la salud de los músculos y los nervios que controlan los músculos), exploración, con computadora, de la función muscular y articular.

Los ortopedistas recomiendan no seguir ejercitando cuando se tenga un dolor persistente, así como realizar poca presión en el lugar afectado, ya que esto ocasionaría un mayor daño a la zona.

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0