Inicio | Noticias | Especialidades | Neurologia | Infarto cerebral, una de las principales causas de mortalidad en México, indican expertos

Infarto cerebral, una de las principales causas de mortalidad en México, indican expertos

Por
Infarto cerebral, una de las principales causas de mortalidad en México, indican expertos

Atención rápida en Infarto Cerebral, clave para reducir discapacidad y muerte

Sanamente.mx.- En el marco del XVI Reunión Anual AMEVASC 2016, que se realizó en el estado de Puebla en agosto, el también Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Civil de Guadalajara "Fray Antonio Alcalde", expuso que quienes sobreviven a esta condición neurológica no sólo pueden quedar con secuelas severas que limitan sus movimientos por parálisis desde un brazo hasta la mitad del cuerpo, sino también suelen presentar problemas emocionales o trastornos del habla, en la memoria o el juicio, de ahí la importancia de la rehabilitación y del cuidado médico para evitar recurrencias.  

El infarto cerebral es una afectación que disminuye la calidad de vida de los afectados y de quienes los rodean, explicó el Dr. José Luis Ruiz Sandoval, Presidente de la Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular Cerebral (AMEVASC).

En conferencia de prensa uno de los fundadores de AMEVASC, el Dr. Fernando Barinagarrementería Aldatz, destacó que cuando ocurre un infarto cerebral el tiempo de atención es vital; por ello, “queremos que la población aprenda a reconocerlo como una situación de emergencia muy importante que requiere atención médica inmediata, ya que cada minuto que pasa es decisivo, pues cuanto más dure la interrupción del flujo sanguíneo, el daño será mucho mayor.  De modo que atenderlo a tiempo puede prevenir invalidez e incrementar las posibilidades de una recuperación exitosa”.

Por su parte el Dr. Antonio Arauz, neurólogo del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velazco Suárez”, de la Ciudad de México, comentó que en el país hay muchas cifras y sub-registros, pero en términos generales el infarto cerebral está entre las primeras cinco causas de muerte con una tasa promedio de 28.8 por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, “en algunos estados de la República Mexicana encontramos valores extremos como Oaxaca con una prevalencia de 40.2, Veracruz 39.0, Ciudad de México 37.4, Yucatán 36.6 y, en el caso de Puebla, con 30.6 por encima del promedio, mientras que el Estado de México con tiene 22.8, Baja California Sur 18.3 y Quintana Roo 14.9, siendo estos los más bajos.

Asimismo el Dr. Luis Espinosa, neurólogo del Hospital Universitario San José de Monterrey, Nuevo León, refirió que el infarto cerebral es una de las pocas enfermedades neurológicas donde se puede intervenir y prevenir mediante estilos de vida saludables, ejercicio, dieta, dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol y algunos fármacos, además de controlar médicamente factores como hipertensión arterial, diabetes, dislipidemias, obesidad y otras cardiopatías. Y para aquellos pacientes que ya sufrieron un evento de éstos, el siguiente paso es la prevención para evitar una recurrencia, así como la rehabilitación tanto física como neuropsicológica. 

En cuanto a los síntomas, que es de suma importancia reconocerlos, el Dr. Jorge Villareal, neurólogo del Hospital General de Culiacán, dijo que hay que prestar atención cuando la persona presenta dificultad para hablar, debilidad en piernas o brazos y/o parálisis facial, pues la aparición de cualquiera de estos tres signos puede indicar la presencia de un infarto cerebral, razón por la que se debe llevar al paciente con un médico especializado o a los servicios de urgencias para que pueda proporcionarle el tratamiento adecuado.

En este sentido el Dr. Carlos Cantú, del Instituto Nacional de Nutrición y Ciencias Médicas “Salvador Zubirán”, estableció que existen factores de riesgo no modificables como defectos congénitos en los vasos sanguíneos del cerebro, antecedentes familiares y aumento de edad con mayor propensión a morir de un infarto cerebral, entre otros; modificables, como la importancia de controlar la diabetes, el peso, el colesterol, reducir el consumo de sal, y los erradicables como el alcohol, cigarro y drogas como la cocaína.

Finalmente, todos los participantes coincidieron en la necesidad de acordar prácticas, integrar la prevención y el cuidado del infarto cerebral en los programas y planes de salud nacionales que se enfocan en atender las enfermedades no transmisibles. 

De esta manera, la XVI Reunión Anual AMEVASC 2016 generó el compromiso de todos los involucrados en redoblar esfuerzos en la atención integral del infarto cerebral. Por ello, la Asociación promueve la campaña D.A.L.E, que busca crear conciencia sobre la importancia del reconocimiento de sus signos y síntomas, ya que en el infarto cerebral el tiempo es vital para brindar tratamiento oportuno y así evitar daños permanentes. 

 
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

Infarto cerebral, AMEVASC 2016

Califica este artículo

0