Inicio | Noticias | Especialidades | Geriatría | Alzheimer merma de manera sustancial calidad de vida de quienes le padecen

Alzheimer merma de manera sustancial calidad de vida de quienes le padecen

Por
Alzheimer merma de manera sustancial calidad de vida de quienes le padecen

Tiene una prevalencia de 6.1 por ciento en personas mayores de 65 años

La imposibilidad de realizar funciones cotidianas como vestirse o llamar por teléfono en personas mayores de 65 años es provocada por el Alzheimer, la demencia más común entres las y los mexicanos de dicho rango de edad, cuyo principal problema es que la persona se convierte en un ser vulnerable, explicó en conferencia de prensa, María Liliana Toledo Palacios, médica adscrita al Hospital de Psiquiatría “Dr. Héctor Tovar” del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Cifras proporcionadas por la psiquiatra revelan que en México, 6.1 por ciento de los adultos mayores de 65 años presentan algún grado de demencia y 29 por ciento deterioro cognoscitivo sin demencia. Las personas de 70 años o mayores tienen el doble de probabilidades de presentar demencia que las de 60 años. La cifra se incrementa cuatro veces en personas con ocho o más décadas de vida.

La principal de estas demencias es el Alzheimer, cuyo origen es multicausal  debido a que confluyen síntomas cognoscitivos y psiquiátricos e impacta en las capacidades físicas, cognitivas y sociales.

De acuerdo con la integrante de la Federación Latinoamericana de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina, la persona afectada pierde el control de si mismo y de las decisiones acerca de su vida, su capacidad para elegir y su conciencia al grado de dejar de   ser el humano que alguna vez fue. 

Las primeras pérdidas, entre los dos y seis primeros años de enfermedad, son la imposibilidad de viajar solo, utilizar aparatos electrodomésticos, encontrar pertenencias, vestir, cuidado personal, seleccionar ropa, entre otras. Entre los cuatro y ocho años, el individuo ya no puede hacer actividades como caminar o de corte recreativo, y con más de ocho años con el padecimiento, comer o reconocer a quien está a su alrededor, explicó la especialista.

La esperanza de vida una vez detectado el padecimiento es de alrededor de cinco años aunque su detección a través de exámenes médicos es muy complicada, aseguró Toledo Palacios quien afirmó que la única manera de hacer un diagnóstico certero es con una biopsia, lo cual implica que la persona haya fallecido para poder estudiar su cerebro.

Una manera de sospechar la presencia de la demencia es si en un transcurso de varias semanas hay olvidos frecuentes como dejar las llaves y no saber donde, no recordar la actividad que se iba a realizar, entre otros.

El principal factor de riesgo, aseguró la especialista, es la edad, sin embargo, se presentan otros como el tabaquismo, la hipertensión y la obesidad, éstos últimos debido a que se le puede asociar con problemas de tipo vascular.

Añadió que la enfermedad también provoca desgaste en el entorno de la persona, sobretodo la familia, debido a que genera múltiples cambios a su interior así como modificaciones a los roles y patrones tradicionales.  

A fin de reflexionar sobre el padecimiento, por primera vez referido en 1907 por Alois Alzheimer en Alemania, en diferentes aspectos como el impacto personal, familiar y social, la Organización Mundial de la Salud denominó al 21 de septiembre como Día Mundial del Alzheimer. 

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0