Inicio | Suplementos | Belleza | Cutis limpio, belleza segura

Cutis limpio, belleza segura

Por
Cutis limpio, belleza segura

Que lavar tu cara no sea un tema de flojera, con el tiempo lucirás radiante y fresca

Si crees que lavar tu rostro con agua y jabón en la ducha es lo correcto para mantener una piel saludable, estás equivocada. Este es uno de los errores más comunes entre hombre y mujeres. El jabón que utilizas para el cuerpo no debería ser el mismo para el rostro, ya que en la mayoría de ellos, los compuestos activos carecen de sustancias tonificantes, o suelen ser duros y dejan la piel escamosa y reseca.

 

Hay que tener presente que la piel es un órgano, y que la variación de sensibilidad varía entre la cara y el cuerpo. Las razones principales son dos:

1. El estrato córneo, la capa más superficial de la piel, es muy delgado. Eso aunado a que tenemos muchísimas terminales nerviosas en la cara, implica que esta zona se irrita muy fácilmente.

2. Debido a su cantidad de glándulas sebáceas, la piel de la cara suele ser más grasosa. Además, los productos como el maquillaje y el protector solar que aplicamos cada mañana forman una película que va atrapando los contaminantes en el ambiente.

Es posible encontrar limpiadores faciales en muchas presentaciones: espumas, cremas, aceites. Lo importante es que elijas un limpiador que retire toda la suciedad de tus poros, pero que no irrite, reseque o sea demasiado agresivo con la piel.

Fomenta el hábito de la limpieza en tu rostro, elige los productos que más se acomoden a las necesidades de tu piel. Que lavar tu cara no sea un tema de flojera, con el tiempo lucirás radiante y fresca.

No olvides tu rutina nocturna, lo recomendable es realizar una limpieza doble: primero retirar todo el maquillaje, bloqueadores solares a prueba de agua, etcétera, y después usar un limpiador en conjunto con agua templada, nunca caliente o fría, pues ambos extremos pueden causar la ruptura de capilares, además de que el agua demasiado caliente reseca la piel.

De esta manera, en la mañana el proceso será más sencillo, pues sólo necesitarás remover la grasa natural que se generó mientras dormías.

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0