Inicio | Noticias | Especialidades | Neumologia | Dieta y ejercicio reducen el riesgo de tromboembolia pulmonar

Dieta y ejercicio reducen el riesgo de tromboembolia pulmonar

Por
Dieta y ejercicio reducen el riesgo de tromboembolia pulmonar

El IMSS cuenta con el equipo necesario para diagnosticar y tratar este padecimiento

La tromboembolia pulmonar es la obstrucción de una arteria en los pulmones,  ya sea por grasa, aire, tejido tumoral o un coágulo sanguíneo; se considera un padecimiento de gravedad que genera largas estancias de los pacientes en los hospitales y representa un riego significativo para la vida.

El doctor Guillermo Espinosa Fuentes, coordinador de Investigación y Enseñanza de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Poniente explicó que una dieta proporcionada por un nutricionista de acuerdo al caso particular de cada derechohabiente.

Además recomendó  practicar ejercicio, acorde a las capacidades y edades de cada persona, ya que este beneficia a la circulación sanguínea, mantiene activos los músculos, ayuda a la correcta oxigenación del organismo, y con esto evita el desarrollo de enfermedades que pudieran condicionar una tromboembolia e incluso la muerte.

Indicó que quienes presentan este padecimiento regularmente son aquellos que sufrieron algún tipo de fractura en huesos largos, una intervención quirúrgica, traumas masivos o bien llevan una vida sedentaria, con periodos prolongados de inactividad o reposo así como personas con algún trastorno de coagulación.

También pueden llegar a enfrentar riesgo de tromboembolia: derechohabientes diabéticos que no controlan su alimentación, mujeres embarazadas que no llevan supervisión médica ni control en su dieta, enfermos con lesión medular aguda, quienes padecen edema en pierna y personas mayores a 75 años.

El especialista del IMSS Estado de México Poniente indica que en la actualidad se sabe que el 95 por ciento de los émbolos (cuerpo extraño que circula por el torrente sanguíneo) provienen de trombos (coágulos) originados en la circulación venosa profunda de las extremidades inferiores; sólo en un porcentaje menor se llegan a originar en cavidades cardiacas u otras venas, de modo que se considera un padecimiento por complicación de Trombosis Venosa Profunda (TVP) de las venas en las extremidades inferiores.

En la Delegación Estado de México Poniente se tiene el equipo adecuado y el personal capacitado para diagnosticar este tipo de padecimiento; el tratamiento  oportuno depende de que los pacientes que presenten algunas de las situaciones de riesgo antes mencionadas, acudan a que su médico familiar valore su estado de salud.

Espinosa Fuentes concluye explicando que lo idóneo es otorgar los tratamientos médicos a tiempo de prevenir el desarrollo de un evento inesperado;  esto es posible si se consulta al especialista, quien ordenará realizarse los estudios de laboratorio y de imagenología necesarios, a fin de poder diagnosticar  y prescribir oportunamente medicamentos.

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0